Tapa-Evita

Los Juegos Evita

$240.00

Categoría: Product ID: 59

Los Juegos Evita fueron concebidos como un gran programa de salud, una herramienta para la inclusión, desde la Fundación Eva Perón. Impulsados por un médico visionario, Ramón Carrillo, lograron que miles de niños pudieran participar de actividades organizadas bajo el paraguas de una concepción solidaria del deporte. Dando respuesta a necesidades populares concretas, el fenómeno […]

Descripción del producto

Los Juegos Evita fueron concebidos como un gran programa de salud, una herramienta para la inclusión, desde la Fundación Eva Perón. Impulsados por un médico visionario, Ramón Carrillo, lograron que miles de niños pudieran participar de actividades organizadas bajo el paraguas de una concepción solidaria del deporte. Dando respuesta a necesidades populares concretas, el fenómeno superó su matriz deportiva y se incrustó en el sentimiento de millones de argentinos.
El golpe del 55 intentó borrarlos de la memoria popular, pero lo que se graba en el corazón no se olvida. Y así volvieron a realizarse de 1973 a 1975, con el plus de contar como participante a Diego Maradona, quien dará allí su primera vuelta olímpica a nivel nacional. Luego, en el 76, otra vez la noche, más cruel y asesina. Quisieron arrasar con todo, pero tampoco lo lograron. Tras la vuelta de la democracia el deporte social debe aguardar largo tiempo hasta regresar a sus fuentes. En 2003 se dan los primeros pasos, en 2004 se instalan en todas las provincias y en 2008 los Juegos son amparados por una Ley Nacional.
Como dice Víctor Santa María en el prólogo, durante los últimos años, los Evita “fueron consolidándose dentro de la agenda social y deportiva, a tal punto que llegaron a constituirse
en un derecho adquirido de toda la población, y en un deber del Estado argentino el garantizar su continuidad”.
El presente libro representa un documento único que recorre una historia que marcó a generaciones de argentinos con el deporte y la solidaridad como bandera.

Información adicional

Guillermo Blanco

Guillermo Abel Blanco llegó muy joven de su 9 de Julio natal a Buenos Aires, y luego de estudiar periodismo en el Instituto Grafotécnico se metió de lleno en la profesión. Así pasó por los diarios El Mundo, La Calle, Crónica y La Tarde, y las revistas Goles y El Gráfico. Después llegó la etapa europea, donde además de trabajar en el diario Sport y la revista Don Balón, en Barcelona, fue Jefe de Prensa de Diego Maradona durante varios años. En Italia escribió el libro Maradona, ´uomo, il mito, il campione.

Su regreso al país lo encontró como jefe de redacción de Auto2000, secretario a cargo de Deportes en la agencia Télam y responsable de la revista Serie 1 de Carburando. Después llegó el tiempo de volcar conocimientos, y codirigió desde la fundación y durante dos décadas la escuela de periodismo deportivo Deportea. También escribió Tributo a los hermanos Gálvez (El Gráfico) y Deporte nacional, dos siglos de historia, junto a sus colegas Ariel Scher y Jorge Búsico (Planeta).

Aquella experiencia con Maradona encontró una continuidad al ser nombrado Jefe de Prensa de la Secretaría de Deporte de la Nación, cargo que ejerció durante doce años.

Dictó talleres y conferencias, fue invitado al Congreso de la UEFA previo al Mundial 2006 en Munich, reconocido como Ciudadano distinguido de su ciudad natal por el Concejo Deliberante, y recibió el Premio a la Trayectoria que la organización Libro-Fútbol le otorgó en 2014 en la Universidad Católica Argentina. Cubrió para diversos medios siete mundiales de fútbol: Argentina 78, España 82, Italia 90, Estados Unidos 94, Francia 98, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010.

Cubrió los Juegos Evita en la segunda y la tercera etapa, lo que constituye un elemento más para ratificar su valor periodístico.